miércoles, abril 10, 2013

Quince años después











Mañana saldré a la calle y me sentiré raro. La gente dirá: "Mira, ese güey es cementero, qué envidia".